Make your own free website on Tripod.com

PROCESIÓN Y COMPARSA

La comparsa. Una corte de reyes, precedida por su escolta de cabezudos, kilikis y zaldikos ( caballos) forma la denominada Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona. Estas 25 figuras de cartón, piedra son, junto al Santo, los personjes más queridos de las fiestas. Cada mañana la comitiva recorre el centro de la ciudad. Ver bailar a los gigantes, portados por mozos, al ritmo de la música de gaiteros y txistularis es uno de los espectaculos más bonitos de los Sanfermines.

Cada gigante es portado por un miembro de la Comparsa, que baila al ritmo de música inerpretada por una banda de gaiteros, excepto la última figura, la Reina Americana, acompañada por txistularis. Las figuras pesan entre 59 y 64 kilos.

El día 14, a las 13 horas, tiene lugar el tradicional acto de despedida de la Comparsa en la estación de autobuses. Los niños son protagonistas absolutos. El resto del año la Comparsa solo sale en celebraciones muy concretas: las fiestas de San Fermín Chiquito (penúltimo fin de semana de Septiembre) y la festividad de San Saturnino ( 29 de Noviembre). El resto del año permanece en un almacén en la estación de autobuses.

En Octubre de 1965 la Comparsa de GIgantes y Cabezudos de Pamplona visitó la cuidad de Nueva York con motivo de la Feria Internacional que aquel año se presentaba bajo el lema: "La Paz para la Comprensión".Precisamente en aquella ocasión no acudió la pareja de reyes que representan a América, por ser de raza negra. Los gigantes de Pamplona han estado también en acontecimientos culturales como la Expo 92 de Sevilla o en Santiago de Compostela (1993).

La procesión.El 7 de Julio, festividad de San Fermín, es el día grande de las fiestas.Al estallido del 6 sucede otro acto más multitudinario si cabe, aunque de muy diferente naturaleza y sobre todo querido y seguido por los pamploneses.Miles de personas, de blanco impecable, acompañan a la imagen del Santo, que recorre algunas calles del Casco Antiguo acompañado de las autoridades civiles y eclesiasticas. San Fermín sale por unas horas de su retiro en la iglesia de San Lorenzo y Pamplona le hace un pasillo de admiración, devoción y agradecimiento. Es el momento de la tradición.

 

Los gigantes. Son las figuras más conocidas y antiguas. El Ayuntamiento encargó las 4 parejas actuales en 1850 al artesano Tadeo Amorena. Miden entre 3´85 y 3´90 metros. Sobre el bailador alcanzan los 4'20 metros. Su peso oscila entre los 59 y 64 kilos. Son ocho, dos por raza o color. Representan a "las cuatro partes del mundo": su creador se olvidó de Oceanía.
Los kilikis. Representan el cortejo de ediles y su misión es asustar y divertir al pueblo. Estas seis figuras, de cabeza más pequeña que los cabezudo, y armadas con unas vergas de espuma, persiguen y golpean cariñosamente a los niños. Fueron contruidos a comienzos de este siglo. "Coleta" y "Barbas" son los más antiguos. "Cara Vinagre" es el capitán y el que más fuerte golpea.

 

Los zaldikos. Zaldiko quiere decir caballo en euskera. Son seis caballo de cartón llevados por mozos. Pesan 30 kilos y se reconocen por el traje rojo y dorado de sus porteadores. También pegan a los niños con sus vergas de espuma. Cuatro fueron construidos en 1912 y la pareja restante en 1941

Los cabezudos. Preceden a los gigantes y son los serios de la comitiva porque no bailan y caminan muy dignos.Llaman la atención por sus enormes cabezas de hasta 200 cm de perímetro. Son portados sobre los hombros por mozos pamploneses. Las 5 figuras fueron compradas en 1890. El "Alcalde" es el único que mueve los ojos.

VOLVER

 

.